Poemes?

El teu somriure fugaç, és preciós.

El teu somriure fugaç, és preciós.
Còmplice.
Em dona vida.

Com la nit fosca,
farcida d’estels,
moments “robats” al temps
dels silencis i retrets.

Espurnes de confiança,
al cap i a la fi.

Com quan miro el fons d’un pou
d’aigua clara i s’emmiralla la lluna,
i el teu rostre, al costat, m’enlluerna.
Em sento més humà.

Els meus ulls ploren …
Els meus dits ressegueixen les llàgrimes,
i es perden en la memòria del teu cos,
anhelat, suau, plorat…

MERDA!!!

MERDA!!!

Un dia mes s’apaga

miro la bústia i res

res per sota la porta

i el contestador ?

set trucades!

segur que cap teva

m’equivoco, hi ha una

dius que em trucares per veure’ns

i ara què?

m’ha caigut una llàgrima

em dirà adéu?

pot ser no,

m’agradaria riure i no puc

l’aire no em passa per la gola

m’he quedat fred, glaçat

només puc esperar

aviat trucarà

i després …

res no es mou

la rentadora insensible

no se n’assabenta

i continua donat voltes.

dimecres 8 de febrer de 1996

Nota: s’ha acabat, em deixa per una sensació.

NOMES SE QUE T’ESTIMO, I ET PERDO !!!

Mirant al telèfon

el temps esta aturat

res no es mou

no sona cap trucada

i vaig comptant segons

es desesperant

i vaig comptant minuts

no truques

un instant rera l’altre

ve a la meva boca el teu nom

i no el puc pronunciar

sento com marxes

te estic perdent

sense haver-te tingut mai

he volgut anar molt ràpid

he forçat el teu ritme

ara et perdo

estic comptant les hores

els meus ulls sempre el miren de reüll

no sona mai

i quan sona, no ets tu

maleït telèfon!

no vull sortir al carrer

ja estan passant els dies

i res no es mou

només hi passa el temps

no vull saber res de ningú

tinc por de mi mateix

no se que he de fer

escric

tot per no dir res.

dimarts 7 de febrer de 1996

LLUITO

Ho dic en veu alta, i els meus

de seguida pensen – ja ho sabem-

Ho fas a l’empresa, al sindicat, al partit,

sempre estàs lluitant.

Però; viu; no se; tinc por, de no

lluitar com un comunista, desencadenant

un moviment de masses

tot poderós que giri la truita,

que ens tregui de sobre el pes de l’opressió.

He de lluitar, a cada moment, ho he de fer,

he de parar, el meu odi

he de fer que no se’m vegi a la cara

que els meus ulls no es posin vermells

i brillin a la claror del dia,

que els meus no s’espantin,

que la meva ira no sigui la seva por.

Però ara i aquí ho puc dir,

US ODIO amb tot el meu cor,

a mort, tant que ploro perquè

no us puc matar un a un

i a poc a poc.

La mort de tot vosaltres no val

ni una sola de les moltes

llàgrimes dels meus pares,

germans, camarades i amics

quan he estat a les vostres mans

he sentit por, pànic,

m’he pixat als pantalons

he plorat desconsolat quan no em veieu

per no donar-vos el gust.

Però si haguéssiu pogut mirar

a dins dels meus ulls,

haguéssiu vist el terror,

però no el meu,

si no el vostre,

el que fa que visqueu mirant

constantment a la mort i aneu

morint un rera l’altre,

ara un, ara un altre,

que us aneu suïcidant,

I jo de tant en tant

aixecaré una copa

pel vostre terror,

ho faré en silenci.

Quizás hay dos amores

uno, que se ve,

con los ojos cerrados,

que habita el mundo

del sueño, de la ilusión.

Y otro que se ve

con los ojos abiertos,

que habita el mundo de la luz,

de la pasion diaria por vivir,

mientras haya sol, luna y estrellas,

o solamente luz en las farolas.

O quizás

a pesar de haberlo visto,

de haberlo tocado,

no sea nada más

que un espejismo,

del que nos emperramos en beber,

los que necesitamos

la afirmación diaria

de que hay algo

que nos mueve, nos empuja

a ser “felices”;

ilusión y sueño al fin.

Madrugada del 3 de octubre de 1983

Hace un tiempo

a mi,

decir “ te amo “,

me sonaba a cursi

a película,

a teatro,

a interpretación.

Ahora se

que otras veces he amado,

y recuerdo que nunca

he dicho, te amo.

Pero sobretodo contigo,

se que el amor

lo he tocado,

que si cierro los ojos

lo veo,

lo he visto acercarse a mi.

Pero ahora se lo que es

el miedo a no saber,

si el amos sigue conmigo

si ya se ha ido,

miedo a que se me escape

de entre los dedos.

 
Yo no se, si el amor

tiene un destino,

si tiene que ir

de un sitio para otro,

y por eso, no se,

si debo dejarle hacer

y mantener mi mano abierta,

o cerrar mis dedos

entorno suyo,

cuidando de no hacerle daño,

eso es tiernamente.

Si decirle hasta siempre, te amo,

y dejarle jugar a su aire,

o cerrar mi mano

y no volverla a abrir jamás,

y abrir los ojos.

Madrugada del 3 de octubre de 1983

La verdad, es que no lo se

¿si yo supiera?

Pero no se,

no se,

y de verdad

que me gustaría saber,

pero por ahora …

esto es un lío ¿ verdad?,

pues así estoy yo

porque no se si hay que ir a buscarla

o hay que esperar a encontrarla

y la verdad, no se,

si yo supiera siquiera,

no ya la verdad

si no lo que no se

entonces ya sabría algo,

pero no se que.

Madrugada del 3 de octubre de 1983

De vivir y todo eso

Me gusta el placer

de acariciar tu piel

el placer de penetrar en ti

el placer de verte gozar

de estar contigo horas y horas

en la cama

en la playa

de simplemente verte, observarte,

de hablar de la vida

del transcurrir de las horas

escribiendo bajo tu inspiración

de recordar los mejores momentos

desde que nos conocemos.

En fin de un montón de cosas más,

de vivir y todo eso

que me gusta hacer despacio.

Madrugada del martes y 13 de septiembre de 1983

A veces, no entiendo …

A veces, no entiendo …

Espero poder romper

con lo que nos separa

con esa barra de hielo

que camina entre nosotros,

y no creo que sea fácil.

Pero tampoco imposible,

si lo que nos une

es amor

nos lo beberemos hasta que se acabe.

Madrugada del martes y 13 de septiembre de 1983

Agoniza

¿Que es lo que agoniza?

se que no es mi amor por ella,

lo siento latir muy adentro,

todavía esta vivo.

¿Será su amor por mi?

o ¿es tal vez una crisis pasajera?.

Es cierto que yo no veo con mis ojos

porque estoy ciego de pasión,

que veo como los ciegos,

con el sentir

y no alcanzo a atisbar,

la solución.

Porque no entiendo el problema.

Aunque tal vez ni siquiera

hay un problema,

es fácil que solo sea

una brillante y eficaz

intervención de los bomberos,

que avisados por algún vecino

se obstinan en apagar

las llamas que todavía

nos calientan

¿lo conseguirán?

¡ yo espero que se les queme

hasta la manguera!

Ahora, cuando se aproxima mi primer cuarto de siglo

Ahora, cuando se aproxima

mi primer cuarto de siglo,

En compañía de mi mismo

y poniendo a las bombillas por testigos

Doy las gracias a mis padres

que me dieron la vida.

Al hombre que trajo la escalera

y me ayudo a bajar

de aquel árbol tan alto.

A los albañiles que me dejaron

amasar el mortero

con el que hicieron mi casa.

A los gorriones por hacer

su nido en los árboles

de mi calle.

A mis compañeros de instituto

que con su imaginación

dieron a la mía, una dimensión

que todavía no conozco.

A los guardias civiles

que me dieron la primera paliza,

dejaron mi cuerpo amoratado

y no me hicieron cantar,

Porque me demostraron

lo burros que son

y despertaron en mi el odio de clase.

A mis camaradas y compañeros de lucha

a los de antes, ahora y siempre.

A los que cayeron de pie

y me enseñaron a no vivir de rodillas.

A Bertol Bretch

porque su poesía

paraliza mi retirada.

A los que viven la vida

con tal intensidad

que son capaces de vivir

con y para los demás.

A mis amigos que saben

que lo que yo tengo es suyo.

A Laia, Ana, Marian y Conchi

compañeras de profunda huella,

que junto con otras habitan

en mi corazón.

Gracias, a mi vida,

por no negarme el placer,

de estar con ella.

Madrugada del 26 de agosto de 1983

Tú mi vida

Me encanta la poesía

por eso me gustas tu

me gusta la madrugada

y me gusta tu cara dormida

Me gusta el tacto de una flor

por eso me gustan tus labios al besarme

me gustan tus manos al rozar mi piel

suaves como el plumón de un gorrión

Me gusta el alba,

me gusta Aute,

y me gustas tu,

porque me gusta vivir.

Madrugada del 5 de julio de 1983

Réquiem por un adiós al fin vencido

Estoy seguro,

Un año,

En diciembre,

Una mañana,

De un día veintisiete,

Con nubes

Entre el sol

Y la tierra.

Me quisiste,

te quise.

Fue el principio

de una historia,

nuestra vida.

Una historia,

sin final

como en las buenas películas.

Madrugada del 5 de julio de 1983

He visto en tus ojos un destello

Tal vez el reflejo de los míos,

No se hacer poesías de concursos,

Ni si quiera se, si esto es poesía.

No me gusta medir mis sentimientos,

Incluso ponerles nombres,

Me cuesta un gran esfuerzo.

Pero he visto en tus ojos un destello,

Y quisiera saber,

Que no es el reflejo de los míos,

Si no que proyectan tu sentir hacia mi,

Que tienen luz propia

Cual dos estrellas en la noche rasa.

Luz de un corazón en llamas,

Capaz de sentir y ser sentido

De dar y recibir.

29 de agosto de 1983

Levanta la vista del suelo

Y mira a las estrellas

Aunque las lagrimas bañen tus ojos

Y hayan nubes en el cielo.

Su luz amasara tu cuerpo

Y te sentirás viva.

Vuelve la mirada a tu alrededor

Hay amigos con los que sentir, amar

Y disfrutar de la fuerza vital

Que te han dado las estrellas

26 de agosto de 1983

Siento un vacío junto a mí.

No siempre sabes que la quieres

y te das cuenta de lo que sientes

cuando parece que ya es tarde

porque no esta.

Pero no es así,

yo no puedo pedirle

que este siempre junto a mi,

Porque siento por ella

un amor inmenso

y no quisiera hacerle daño,

Se que una parte de ella,

tal vez la que mas quiero,

moriría si la atase a mi lado.

Y me gusta que después de compartirla con otros,

vuelva a mi, como atraída

por mi ojos brillantes en la noche

A ti, mi vida,

porque cuando tu estas,

yo no estoy solo.

26 de agosto de 1983

Odio Odio, Amor…

Odio

Amor

Rabia

Añoranza

Asco

Placer…

Solo son palabras,

pero, date por contento

si los sientes,

porque tu estas vivo.

 
¿Tan difícil es querer a mas de uno?
 

26 de agosto de 1983